Comentario de Génesis 1:20 – Exégesis y Hermenéutica de la Biblia – Comentario Bíblico

Comentario de Génesis 1:20 – Exégesis y Hermenéutica de la Biblia

Entonces dijo Dios: “Produzcan las aguas innumerables seres vivientes, y haya aves que vuelen sobre la tierra, en la bóveda del cielo.”

Produzcan las aguas. Gén 1:22; Gén 2:19; Gén 8:17; Sal 104:24, Sal 104:25; Sal 148:10; Hch 17:25.

seres vivientes. Gén 1:30; 1Re 4:33; Ecl 2:21.

en la expansión abierta. Gén 1:7, Gén 1:14.

Fuente: El Tesoro del Conocimiento Bíblico

El verbo creó (Heb. bara) es el mismo que leemos en Gén 1:1 (también en el versículo Gén 1:27 para la creación del hombre).

según su género sugiere que los seres tienen la capacidad de reproducirse ellos mismos (v. Gén 1:12). Dios no solamente creó a todo ser viviente; también les dio el poder de propagarse, de multiplicarse, de llenar el cielo y los mares en gran manera y en una maravillosa variedad.

Fuente: Nuevo Comentario Ilustrado de la Biblia Caribe

seres vivientes. Estos seres, incluyendo los extraordinariamente grandes, incluían toda clase de peces y mamíferos, incluso dinosaurios (vea las notas sobre Job 40:15Job 41:34).

Fuente: Biblia de Estudio MacArthur

La creación de los pájaros y los peces. El paralelo en la obra creadora de Dios entre los primeros tres días y los segundos tres días llega a ser más claro. En el primer día, fue creada la luz, en el día cuarto, las lumbreras celestiales; en el día segundo, el cielo y los océanos, en el día quinto, las aves y los peces. Una vez más, Gén. está enfatizando la preocupación de Dios por el orden. “Los grandes animales acuáticos” fueron reconocidos como divinos en alguno de los mitos antiguos; Gén. insiste en que ellos fueron solamente criaturas de Dios. Además, Dios quiso que tanto las aguas como el aire estuvieran llenos de criaturas, y su decreto y bendición garantizó la fertilidad de estos. Ningún rito mágico o de fertilidad fueron necesarios para asegurarla.

Fuente: Nuevo Comentario Bíblico Siglo Veintiuno

NOTAS

(1) “De almas vivientes.” Gr.: ψυχῶν ζωσῶν (psy·kjón zo·són, pl.); heb.: né·fesch jai·yáh, sing., se refiere a animales marinos. En heb. se emplea la misma expresión con referencia al hombre en Gén 2:7. Véase Ap. 4A.

REFERENCIAS CRUZADAS

f 32 Lev 11:10

g 33 Gén 2:19; Gén 9:10; Deu 4:17; Job 12:7

Fuente: Traducción del Nuevo Mundo

seres vivientes. La expresión hebrea nefesh hayah (ser viviente) se usa para referirse tanto a los animales como a los seres humanos (cp. vers. 21, 24; 2:7). Pero la imagen de Dios (vers. 26) hace al hombre diferente de los animales.

Fuente: La Biblia de las Américas

Bullan… Es decir, produzcan abundantemente; Y fue así… TM omite. Se sigue LXX.

Fuente: Biblia Textual IV Edición

O, Pululen

O, en la faz de la

Fuente: La Biblia de las Américas

Bullan. Es decir, produzcan abundantemente.

1.20 seres. Heb. nefesh = persona, alma, mente, vida.

Fuente: La Biblia Textual III Edición