La revelación de Dios a través de Su Palabra (2 Timoteo 3:16-17) – Biblia.Work

La revelación de Dios a través de Su Palabra (2 Timoteo 3:16-17)

Estudio Biblico sobre la Sabiduría

El pasaje de 2 Timoteo 3:16-17 nos habla acerca de la importancia de la revelación de Dios a través de Su Palabra. El versículo dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”.

Aquí hay algunas verdades clave que podemos extraer de este pasaje:

  1. La inspiración divina de la Escritura: La Biblia nos enseña que toda la Escritura es inspirada por Dios. Esto significa que las palabras que encontramos en las Sagradas Escrituras no son simplemente palabras humanas, sino que fueron comunicadas por Dios mismo a través de los escritores humanos. La Biblia es la revelación de Dios a la humanidad.
  2. La utilidad de la Escritura: La Palabra de Dios es sumamente útil en nuestras vidas. Tiene múltiples propósitos, entre ellos, enseñarnos. La Biblia es un libro de instrucción y guía para nuestras vidas. También nos sirve para reprendernos y corregirnos cuando nos desviamos del camino correcto. Nos muestra cuándo estamos equivocados y nos señala el camino hacia la corrección y el arrepentimiento.
  3. Instrucción en la justicia: La Escritura nos instruye en la justicia. Nos enseña los caminos de Dios, nos muestra cómo vivir una vida justa y piadosa, y nos capacita para obedecer y seguir los mandamientos de Dios. La Palabra de Dios nos guía hacia una vida que agrada a Dios y nos ayuda a discernir lo que es correcto y lo que no lo es.
  4. Capacitación para buenas obras: La Escritura nos equipa y nos prepara para toda buena obra. A través de la enseñanza, la corrección y la instrucción que encontramos en la Palabra de Dios, somos capacitados para llevar a cabo la voluntad de Dios en nuestras vidas. Nos guía en nuestras acciones y nos impulsa a servir a Dios y a los demás de manera amorosa y obediente.

En resumen, 2 Timoteo 3:16-17 nos muestra que la Palabra de Dios es inspirada y útil en nuestras vidas. Nos enseña, nos reprende, nos corrige y nos instruye en la justicia. Es a través de la revelación de Dios en Su Palabra que somos equipados y capacitados para llevar a cabo las buenas obras que Dios ha preparado para nosotros. Es un regalo invaluable que Dios nos ha dado para nuestra guía y crecimiento espiritual.