Lucas 4:1-13 – La derrota de la tentación – Estudio bíblico – Biblia.Work

Lucas 4:1-13 – La derrota de la tentación – Estudio bíblico

Lucas 4:1-13 La derrota de la tentación Hay algo en una pelea que a la mayoría de los hombres e incluso a algunas mujeres les encanta. Eso es obvio por la popularidad de los deportes. ¿Qué es un juego de fútbol o béisbol? En esencia, es una pelea entre dos equipos. Pero no son solo los equipos los que la gente disfruta viendo pelear. También pueden ser hombres individuales. Desde los gladiadores de antaño hasta las arenas de Smack Down de hoy, la gente está interesada en ver una buena pelea. Este texto contiene la pelea de peleas. Es una lucha entre el Rey de las Tinieblas y el Rey de reyes, entre el mal y el bien, entre la oscuridad y la luz. Esta pelea, sin embargo, tiene algunas consecuencias interesantes. Al comenzar a pensar en el texto, considere algunas cosas: 1. El significado de esta pelea. Si bien se centra en la tentación de Jesús, esta lucha se trata de mucho más que la victoria o la derrota de un solo hombre. Esta batalla determinará si hay alguna esperanza de salvación. 2. La ayuda que esta lucha puede ofrecer. Estamos viendo de cerca, en cámara lenta, cómo Satanás atacó a Jesús y cómo Jesús se defendió de esos ataques. El beneficio de ver este tipo de emparejamiento no tiene precio para cualquiera que quiera ser victorioso en su vida cristiana. I. Esta es una revancha de una batalla librada hace 4.000 años. A. El original tuvo lugar entre Adán y Satanás. 1. Algunas veces se hace referencia a Adán como el primer Adán. 1Cor 15:45 Y así está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente. una. Tiene ese título porque Adán representó a toda la humanidad. b. Es decir, lo que Adán no solo le efectuó a él. Nos afectó a todos. 2. Como nuestro primer representante, Adán era puro pero no probado. una. Por lo general, me refiero a eso como inocente. b. No puedes llamar perfecto a lo que Adán era porque si realmente hubiera sido perfecto, no habría podido fallar. C. Sin embargo, cuando fue tentado, Adán cayó. d. Su caída ha tenido consecuencias eternas. Romanos 5:17 Porque si por la transgresión de uno solo reinó la muerte. mi. Debido a que Adán cayó, todos estamos sentenciados a la muerte y al infierno. B. Sin embargo, Dios en su misericordia nos dio otro Adán y, al hacerlo, exigió otra pareja. 1Cor 15:45 Y así está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán fue hecho espíritu vivificador. 1. Jesús es el último Adán. una. Es posible que sienta la tentación de llamar a Jesús el segundo Adán, pero no lo haga. b. Tener un primero y un segundo implicaría que podría haber un tercero y un cuarto. C. No habrá. La humanidad ha usado nuestro número asignado de veces para luchar contra Satanás. 2. El último Adán fue como el primer Adán en muchos aspectos. una. También representó a toda la raza humana. (1) Cualquier cosa que Jesús pierda le costará a toda la raza humana. (2) Sin embargo, todo lo que Jesús gane estará disponible para toda la raza humana. b. Jesús era puro, sin pecado. C. Y Jesús tenía que ser juzgado. (1) Entonces esta batalla es una revancha. (2) Jesús enfrenta la tentación por nosotros. (3) Su objetivo es recuperar lo que perdió el primer Adán. C. Lo que estamos viendo aquí no es toda la batalla. 1. Toda la vida de Jesús fue la batalla. 2. Lo que estamos viendo aquí es un primer plano de una sola ronda. 3. Sin embargo, esta es una buena oportunidad para ver cómo el último Adán enfrentó y derrotó a Satanás a lo largo de su vida terrenal. 4. Si Jesús es tentado y fracasa, el hombre no tiene esperanza. una. Jesús no es un segundo Adán sino el ÚLTIMO Adán. b. No hay otro. C. Si Jesús falla, la humanidad se perdería. II. Lecciones para ayudar en nuestras batallas de tentación. A. Cada tentación golpeó fuertemente contra un deseo de Jesús. 1. La Tentación y Sus Deseos a. \#Lucas 4:2-3\ Jesús tenía hambre. (1) Jesús había estado 40 días y noches sin comer nada. (2) La Biblia menciona el hambre de Jesús como si fuera un hecho. (3) ¡Si usted es el que tiene hambre es más que un hecho! b. \#Lucas 4:5-7\ Jesús quería los reinos que poseía Satanás. (1) Satanás le había quitado esos reinos a Adán. (2) Jesús vino a recuperarlos. C. \#Lucas 4:9-11\ Jesús quería probar que Él era Dios. (1) No pensamos que Jesús tenga deseos, pero Él está en un cuerpo humano. (2) Independientemente, incluso Dios tiene deseos. (Él desea que seamos salvos, que hagamos lo correcto, que lo adoremos.) (3) Jesús quería que la gente supiera que Él es Dios. 2. Lecciones: a. Una tentación no es tentación a menos que golpee un deseo. (1) Los cristianos a veces se permiten pecar y dicen: “Pero eso es algo que siempre he querido”. o "Realmente lo necesitaba". (2) ¡Ese es el punto central de Satanás! ¡Por qué tentarte con algo que no quieres ni necesitas! b. Satanás no tiene escrúpulos. (1) Satanás es el tipo de persona que tentará a un hambriento con comida, a un sediento con agua, a un moribundo con vida. (2) Si subestimas hasta dónde llegará Satanás para alcanzarte, serás derrotado antes de que empieces. C. Satanás personalizará una tentación para cualquier situación en la que te encuentres. (1) ¡Qué gran bolsa de trucos tiene este sinvergüenza! (2) Aquí hay un hombre hambriento y Satanás lo tienta a convertir las piedras en pan; aquí está el Hijo de Dios y Satanás lo tienta para obligar a Dios a rescatarlo. (3) Satanás es excelente para adaptar sus ataques a cualquier situación en la que te encuentres. (a) ¿Entonces tu esposa está fuera de la ciudad y, de repente, conoces a una hermosa dama? (b) ¿Estás sin trabajo y adivina qué tipo de trabajo acaba de aparecer? (c) ¿Así que querías hacer un viaje y tal y tal te pidió que fueras con él? (4) ¡Cristiano, despierta y huele el café! Estás siendo tocado como un violín viejo. B. No todo lo que Jesús fue tentado a hacer fue malo. 1. No había nada de malo en convertir las piedras en pan. 2. Lo malo en esta tentación no era LO QUE Satanás quería que Jesús hiciera sino lo que las acciones de Jesús habrían SIGNIFICADO. una. Si Jesús usó poder sobrenatural para tratar con problemas naturales, significaría que no fue “probado en todos los puntos como nosotros”. b. Tú y yo no tenemos el poder de convertir las piedras en pan, las hojas en dólares, los montones descompuestos en automóviles en marcha. C. Si Jesús va a luchar POR el hombre común, tendrá que ser COMO el hombre común. 3. Esto debería ampliar nuestra definición de lo que es una tentación. una. Las tentaciones no siempre son buenos versos malos y malos versos correctos. b. A veces, una tentación puede ser sobre el camino de Dios frente al camino del hombre, lo mejor frente a lo bueno, la fe frente a las obras, el testimonio frente a la conveniencia. 4. Lección: a. Lo creas o no, ¡podríamos tener que pensar espiritualmente para comprender de qué se trata la verdadera tentación! b. Necesitamos toda la oración y la verdad bíblica que podamos obtener para discernir cuáles son realmente los motivos de Satanás. (1) En mi juventud, me gustaba jugar al ajedrez. (2) Compré un tablero de ajedrez computarizado y jugué contra él. (3) Aunque no era muy bueno, recuerdo la emoción de mirar hacia adelante para ver un ataque que se estaba preparando para mí. (4) Y recuerdo la frustración de caer en una trampa sin siquiera verla venir. C. El poder por sí solo no es una panacea en la tentación. 1. A la gente le gusta imaginar cuán perfectas serían las cosas si algo fuera diferente. una. Si Dios tan solo respondiera sus oraciones. b. Si ganaran más dinero. C. Si se veían de cierta manera. 2. Jesús tenía todo poder excepto a. Tener el poder de convertir las piedras en pan no curó Su hambre. b. El hecho de que le ofrecieran un reino fácil no pasó por alto la cruz dolorosa de la que tendría que colgar. C. Tener ángeles a Su lado no le dio una manera fácil de probar quién era Él. 3. Jesús fue lleno del Espíritu Santo \#1\ pero aún tuvo que enfrentar la tentación. 4. Lección: a. No busque tentaciones para volverse más fácil a medida que se vuelve más fuerte. (1) Más fácil no es realmente de lo que se trata la vida cristiana. (2) Cuanto más fuertes somos en Cristo, más difíciles son las tareas que Cristo nos pide que llevemos a cabo y menos personas están dispuestas a llevarlas. b. Ser más fuerte puede significar que superamos nuestras primeras tentaciones, pero siempre hay tentaciones más difíciles de enfrentar. D. \#Lucas 4:4, 8, 12\ Jesús derrotó las tentaciones de Satanás con las Escrituras. 1. Si entiendes lo que dije sobre las piedras y el pan, entiendes que Jesús no solo estaba tratando de resistir a Satanás, sino que estaba resistiendo a Satanás usando solo los recursos que están disponibles para nosotros. una. Jesús tenía el Espíritu Santo. b. Jesús tenía las Escrituras. C. Esos son los mismos recursos que están disponibles para nosotros. d. El mismo resultado victorioso que experimentó Jesús, podemos experimentarlo nosotros. 2. Puede sonar demasiado simplificado, pero ser fuerte espiritualmente no se trata de aprender secretos. Se trata de usar lo que Dios ha puesto a nuestra disposición. una. Las mismas herramientas que predico al nuevo converso son las herramientas que harán un cristiano fuerte. 1. Leer, estudiar, memorizar la Palabra de Dios. 2. Practica la oración. 3. Ser fiel para asistir y servir en una iglesia que cree en la Biblia, predica la Biblia, odia el pecado y teme a Dios. (a) Leí esta mañana que una gran iglesia evangélica ha decidido predicar que los homosexuales son parte del diseño de Dios para la iglesia. (b) ¿No es extraño cómo las noticias seleccionan a la única iglesia entre mil que se está hundiendo en el mundo para publicitarla? (c) Ir a una iglesia que no va a predicar la verdad no te va a ayudar. b. Los cristianos más fuertes no tienen más herramientas a su disposición. 1. Tienen el mismo Espíritu Santo, la misma Biblia, el mismo acceso por oración, el mismo compañerismo cristiano que todos los demás. 2. ¡La diferencia es que han aprendido lo importantes que son esos recursos y los aprovechan al máximo! Este texto no contiene la pelea del siglo, sino la pelea de la historia. Debido a que el Último Adán pasó las diez rondas completas sin sucumbir a Satanás, pudo recuperar todo lo que el Primer Adán había perdido. Jesús no tenía movimientos secretos. El relato se da para que podamos ver claramente cómo ganó la pelea. Ahora es tiempo de que vayamos y hagamos lo mismo.