Mateo 10:26-31 – Protégete – Estudio bíblico

Mateo 10:26-31, Hebreos 10:26 Protégete Me di cuenta de que Jesús, al enseñar a sus discípulos, dijo tres veces en un espacio de solo seis versículos: &quot ;No temas" \#26,28,31\ Jesús les estaba diciendo a los discípulos que no deben temer lo que el hombre pueda hacerles. De hecho, lo que el hombre malvado pueda hacernos debería preocuparnos muy poco. Jesús dijo en \#28\ que TODO lo que podían hacer era matar nuestros cuerpos. La implicación es que no equivale a mucho. Sin embargo, el hecho de que no tengamos miedo de las personas no significa que no debamos tener algo de miedo. Algunas cosas pueden dañarnos mucho más que las personas malvadas cuya única arma es la muerte. ¿Como? Como el pecado. Heb 10:26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. Hebreos 10:31 Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo. Como el pecado. Si hay algo que los creyentes deben temer es al pecado. Creo que muchos cristianos lo entienden al revés. Tememos muy poco al pecado y mucho a lo que el hombre piensa o hace con nosotros. Debemos arreglar eso y al hacerlo, debemos aprender a protegernos del pecado. ¿Como hacemos eso? I. Fortalecernos en el Señor. Ef 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. A. La salvación nos trae un gran privilegio espiritual pero con el privilegio viene una gran responsabilidad. 1. Somos responsables de crecer en Cristo. 2. Como un soldado, fortalécete en el Señor. 3. Un soldado prepara su cuerpo y mente para comprender y vencer al enemigo. B. ¿Cómo hacemos esto? 1. Aprende la verdad. una. A menos que haya tenido algunos padres sabios y piadosos, casi todo lo que le han enseñado o le han hecho creer probablemente sea incorrecto. (1) Evolución – incorrecta. Fuiste creado por Dios. (2) El mejor tiempo en familia son los deportes, el aire libre y tener buenos pasatiempos. Incorrecto, el mejor momento familiar es en la iglesia y en casa leyendo la Biblia y orando juntos. (3) La libertad te da libertad para hacer lo que quieras. Equivocado. La libertad te da la oportunidad de hacer lo correcto. (4) La acumulación de riquezas es la tarjeta de puntuación de la vida. Equivocado. Servir a Jesús y servir a los demás lo es. (5) La jubilación es un momento para que usted se relaje y se lo tome con calma. Equivocado. La jubilación es el tiempo para que hagas por el Señor lo que no has tenido tiempo de hacer antes. b. Casi todas las nociones que se plantaron en nuestro corazón fueron la filosofía de vida del hombre, pero en Cristo tenemos acceso a la verdad. Juan 1:17 Porque la ley fue dada por Moisés, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. C. Ahora, nuestras mentes deben realinearse a la verdad. Romanos 12:2 Y no os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. 2. Vivir en justicia. una. Me sorprende cuánto trata la Biblia con nuestro comportamiento y me asombra que constantemente nos ordene ser un modelo de justicia perdonador, tolerante y amoroso. (1) Una y otra vez, Dios nos ordena que seamos como ovejas en nuestro comportamiento, ¡incluso mientras vivimos en un mundo de lobos! (2) Los cristianos SIEMPRE deben tomar el camino alto y no hay camino demasiado alto para tomar. b. Debemos conformarnos ahora que vamos a hacer lo correcto porque es lo correcto. C. No porque nos agrade, nos recompense o nos convenga. d. Lo que sea que Dios en Su Palabra y por Su Espíritu Santo nos dirija a hacer, lo haremos. 3. Comprender la salvación por gracia basada en la muerte de Jesús cuando creemos y nos arrepentimos. una. No obtuvimos la salvación porque éramos dignos. Fuimos salvos porque Dios pagó el precio y escuchamos el llamado. b. No vamos a guardar nuestra salvación porque somos buenos. C. No vamos a perder nuestra salvación porque seamos malos. d. Aun así, si apreciamos lo que Dios nos dio gratuitamente, honraremos a Dios todos los días de nuestra vida. 4. Camine en fe. 2 Corintios 5:7 (Porque por fe andamos, no por vista:) a. La naturaleza misma de caminar por fe implica que no conocemos cada bache, curva y señal de alto que tenemos por delante. b. Hombres, si tenemos que saber cómo va a terminar y cómo funcionará antes de hacer lo que sienten que Dios nos está guiando a hacer, no lograremos nada para el Señor. C. Pero aprendemos a caminar cada día en la obediencia a la Palabra de Dios y en la escucha del Espíritu de Dios. d. Este proceso también se llama andar en el Espíritu. Gálatas 5:16 Esto, pues, digo: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. mi. No hay nada mágico o místico al respecto. (1) Orar por todo. (2) Analizar cada opción a través de la Palabra de Dios. (3) Da un paso, luego verifica que sea correcto a través del Espíritu Santo. (4) Si no es correcto, retroceda un paso y comience de nuevo. (5) Si es correcto, vuelve a empezar desde donde estás. F. Cuando esté terminado, mirarás hacia atrás y verás que has recorrido un largo camino, cada paso en la voluntad de Dios y bajo la dirección del Espíritu Santo. 5. Hágase experto en la Palabra de Dios. 2 Timoteo 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. una. Todo creyente tiene el derecho y la obligación de leer, estudiar y obedecer la Palabra de Dios tal como la entiende. b. No tienes derecho a crear tu propia doctrina, pero sí tienes derecho a obedecer la Biblia. C. Nuestra historia se está reescribiendo, pero de eso se ha tratado siempre nuestro país. d. Esa es también la historia pasada hasta ustedes a través del nombre de los bautistas. 6. Practica la oración. II. Apartarnos de la tentación. A. La Biblia enseña a los creyentes que debemos distanciarnos entre nosotros y cualquier cosa que nos tiente a hacer el mal. Mateo 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. Romanos 13:14 Antes bien, vestíos del Señor Jesucristo, y no hagáis provisión para la carne, para satisfacer sus deseos. 2 Timoteo 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, la caridad, la paz, con los que de corazón puro invocan al Señor. B. Las tentaciones de cada persona son únicas, pero el método para vencerlas es siempre el mismo. 1. Apártate de las cosas que te tientan. 2. Expóngase a abundantes dosis de oración y de la Palabra de Dios. 3. Hágase responsable ante otros creyentes en su iglesia. 4. Involucrarse en el servicio al Señor Jesucristo. tercero Busca la fuerza en los números. Hebreos 10:25 No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre; antes bien, exhortándoos unos a otros, y tanto más cuanto veis que aquel día se acerca. 26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. A. El pueblo de Dios necesita darse cuenta del activo que tenemos en la iglesia. 1. Hay razones por las que Dios nos ha unido en una familia en lugar de dejarnos agentes independientes a su servicio. 2. Es porque podemos ser más y hacer más por Él juntos que por separado. B. La fuerza de Dios es tanto para nosotros como a través de nosotros. 1. Si nuestra iglesia es piadosa y bíblica, nos fortaleceremos allí. una. Serás alimentado con la Palabra de Dios allí. b. Allí aprenderás y desarrollarás tus dones espirituales. C. Allí practicarás el carácter de Dios: humildad, sumisión, liderazgo, cooperación, unidad, perdón, amor, etc. 2. Si nuestra iglesia es piadosa y bíblica, se fortalece mientras estemos allí. una. Su interacción con los demás alentará, enseñará y capacitará a otros mientras esté allí. b. No solo estás recibiendo. Estás dando y cuanto más activo te vuelvas, la ayuda que darás. C. Y considerando la proximidad entre la asistencia escrita a la iglesia y el pecado, diría que hay una gran posibilidad de que sufras mucho si dejas de asistir allí. IV. Date cuenta de que al pecar, perderemos algo valioso e irremplazable. Hebreos 12:15 mirando bien que ninguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; 16 Para que no haya ningún fornicario o profano, como Esaú, que por un bocado de carne vendió su primogenitura. 17 Porque sabéis que después, cuando hubiera querido heredar la bendición, fue rechazado; porque no halló lugar de arrepentimiento, aunque lo buscó con lágrimas. A. Esaú no es un personaje bíblico muy inspirador. 1. Aquí se le llama profano porque no apreció las bendiciones que Dios le había dado. 2. Le vendió las bendiciones de Dios por un “bocado de carne”. B. Pero, en sus últimos años, Esaú demostró la gracia de Dios. (Cuando Jacob regresó a Canaán, Esaú fue a su encuentro. Era obvio que había perdonado a su hermano y lo amaba. ¡Quizás fue el tío Esaú quien le enseñó a José cómo perdonar a sus hermanos! C. Aun así, Esaú no pudo recuperar el cosas que perdió 1. Oportunidades perdidas 2. Relaciones perdidas 3. Tiempo perdido 4. Bendiciones perdidas 5. Regalos de Dios perdidos En resumen, ¡tome el pecado en serio!