Mateo 14:13-17 – Tú lo haces – Estudio bíblico – Biblia.Work

Mateo 14:13-17 – Tú lo haces – Estudio bíblico

Mateo 14:13-21 Tú lo haces Esta es la historia de Jesús alimentando a los 5000. También está registrada en Marcos, Lucas y Juan. En 3 de los 4 relatos de los evangelios, se registra claramente un mandato de Jesús. Mateo 14:16 Pero Jesus les dijo:No necesitan irse; dadles de comer. Marcos 6:37 Respondió él y les dijo: Dadles vosotros de comer. Lucas 9:13 Pero él les dijo: Dadles vosotros de comer. Juan no registra el mandato de Jesús, pero sí indicó que Jesús esperaba que los discípulos participaran. Juan 6:5 Entonces alzando Jesús los ojos, y viendo que venía a él una gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? Cuando Jesús dio la orden, sabía que estos hombres no podían alimentar a los 5000. También sabía que iba a terminar alimentándolos a ellos. Sin embargo, está claro por los cuatro relatos de los evangelios que Jesús les dijo que lo hicieran. ¿POR QUÉ? Bueno, ya que Él sabía todo el tiempo que Él haría el milagro, no debe haber sido que Él quisiera que ellos hicieran algo tanto como Él quería que aprendieran algo. ¿Cómo qué? I. Jesús quería que los discípulos aprendieran la diferencia entre velar y trabajar. A. Los discípulos habían estado viendo a Jesús hacer milagros desde hace algún tiempo. 1. Es difícil saber la línea de tiempo exacta de los evangelios. Supongo que estamos en el segundo año del ministerio terrenal de Jesús. 2. En ese tiempo, muchos habían sido enseñados, ayudados, consolados y sanados. 3. Pero Jesús había estado haciendo la mayor parte, si no todo, del trabajo. 4. Jesús hizo muchos grandes milagros, pero todavía realiza uno hoy, y es muy importante. una. Jesús convierte a las ovejas en pastores. b. Jesús toma por standers y los convierte en constructores, de hombres, o almas, o iglesias. 5. Parecería que los discípulos de Jesús pensaron que su ministerio era observar la obra de Jesús. B. Al contrario de lo que la mayoría cree, ir a la iglesia NO debe ser una experiencia pasiva. 1. Eso simplemente significa que debemos ir a la iglesia para HACER algo. 2. Ese algo es adoración. una. La mayoría de los cristianos tienen una idea equivocada acerca de la iglesia y la adoración. (1) La adoración no es un deporte para espectadores que se ve desde un costado, sino un deporte participativo que se juega desde la banca. (2) Hasta que los cristianos dejen de ver al pastor trabajar y comiencen a adorar mientras el pastor predica, nada significativo sucederá en la casa de Dios. b. ¿Cómo adora? (1) En alabanza (2) En oración (3) En presentarte: tu tiempo, tu talento, tu dinero, tu espíritu, tu corazón y tu cuerpo. 3. Pero incluso más allá de la ADORACIÓN, cada creyente también debe involucrarse en la OBRA. una. Es decir, todo creyente debe encontrar la manera de servir a Jesús a través de la iglesia local. b. Creo que nuestros dones se dividen en dos grupos: los dones de personas y los dones de lugares. C. Los dones de PERSONAS: (1) Algunos tienen dones para cuidar a las personas incluso antes de que vayan a la iglesia. (2) Algunos tienen dones para que algunos vengan a la iglesia. (3) Algunos tienen el don de ministrar a los que están en la iglesia. (4) Algunos tienen el don de cuidar a las personas después de que hayan dejado la iglesia. d. Luego están los dones de LUGAR: (1) Unos son dotados para cuidar las cosas de la iglesia y otros. (2) Este no es un regalo secundario. Es un don tan grande como cualquier otro si se usa para el Señor. C. En esta historia, los discípulos realmente están parados en el lugar de la Iglesia. 1. Verá, Jesús no iba a estar en la tierra para siempre y estos discípulos estaban siendo entrenados para el futuro. 2. Jesús les dijo que alimentaran a la multitud porque los estaba preparando para el futuro. 3. Cuando los discípulos se convirtieron en líderes, a su vez prepararon a otros para liderar. 4. Esos otros prepararon a otros y así llegó hasta mí. 5. Ahora me toca a mí preparar a los demás. 6. ¿Adivina qué? ¡Ustedes son los otros! 7. ¡Todos los que sirven para Jesús son parte de una cadena de siervos que fue forjada por Jesús en esta ladera de Galilea! 8. ¿Dónde encajas tú en esa cadena? ¿Serás un eslabón más del final de la cadena? II. Jesús quería que los discípulos aprendieran la diferencia entre ser bendecido y ser ciego. R. Para introducir este pensamiento, déjame decirte tres cosas: 1. Soy muy bendecido. 2. La mayoría de las personas no son tan bendecidas como yo. una. La mayoría de ellos tienen problemas familiares más graves que tú. b. La mayoría de ellos tienen mayores problemas emocionales. C. La mayoría de ellos tienen mayores problemas financieros. d. Esto se debe a que la mayoría de ellos tienen problemas espirituales mucho mayores que los tuyos. 3. Pero mis mismas bendiciones me aíslan de las personas con necesidades. una. Estoy en gran medida aislado. (1) No salgo con la gente de los bares. (2) No salgo con la gente de la cárcel. (3) No salgo con la gente de barrio bajo. (4) No salgo con las personas sin hogar. (5) No salgo con los adictos. (6) No ando con lo oculto. (7) No ando con lo vulgar. (8) No ando con los rebeldes. b. Sin embargo, el hecho de que no ande con ellos no significa que deba preocuparme por ellos, orar por ellos y ministrarlos. C. ¡Ese es el llamado mismo del cristianismo! B. Si entiendes ese pensamiento, consideremos lo que Jesús quería que los discípulos aprendieran acerca de ser bendecidos y ciegos. 1. Las bendiciones pueden cegarnos. una. Los discípulos fueron bendecidos. b. No necesitaban comida. C. Tenían cinco panes y dos peces. d. Sin embargo, al ser bendecidos, los discípulos también quedaron ciegos ante las necesidades de los otros 5.000. (1) La declaración de los discípulos fue: “Despídanlos”. (2) Su pensamiento fue: “Tenemos nuestro almuerzo”. Que se cuiden solos. 2. ¿Es posible que nuestras bendiciones nos hayan cegado? una. Nuestro tema de este año es: “Unirnos para conocer a Cristo y darlo a conocer”. (1) El hecho de que seamos tan bendecidos por tener una familia con quien pasar tiempo no debería cegarnos ante el hecho de que otros no la tienen. (2) El hecho de que seamos tan bendecidos por tener dinero para usar nuestro tiempo libre para jugar y divertirnos no debería ocultarnos el hecho de que otros no lo tienen. (3) El hecho de que tengamos trabajo, ahorros, salud y tiempo para disfrutar la vida y la eternidad, no debe cegarnos de que otros no lo tengan. b. No sé que tenemos que sacrificar todo por los demás. C. Sé que no debemos dejar que nuestras bendiciones nos cieguen a las necesidades de los demás. d. Debemos tomar algunas de nuestras bendiciones y usarlas para ayudar a otros. (1) Me encantaría que intentáramos predicar en las calles de Bessemer. (2) Me encantaría que tomemos un autobús a Bessemer y recojamos a los niños allí. (3) Me encantaría que abriéramos nuestras puertas varias veces al año para alimentar a la comunidad con una comida caliente. (4) Me encantaría que condujéramos un seminario bíblico de matrimonio y consejería bíblica con parejas. (5) Me encantaría que abriéramos una escuela cristiana. (6) Me encantaría que tuviéramos un hogar para niños y mujeres abusados. (7) Me encantaría que tuviéramos un grupo de hombres que hicieran proyectos para los ancianos, los enfermos, los viudos. (8) Me encantaría que tuviéramos un programa de alfabetización. (9) Me encantaría que tuviéramos un programa para los adictos a las drogas, el alcohol y la pornografía. tercero Jesús quería que los discípulos supieran la diferencia entre ser incapaz e indefenso. A. Jesús les dio a los discípulos un mandato que sabía que no podían hacer, pero eso no significaba que no había nada que pudieran hacer. B. Ningún cristiano está desamparado si tiene a Dios como Salvador. 1. No puedo curar, pero puedo llevar a la gente al Sanador. 2. No puedo consolar, pero puedo traer personas al Consolador. 3. No puedo salvar, pero puedo decirles quién es el Salvador. C. Los discípulos no podían alimentar a la multitud, pero podían: 1. Dividir los grupos grandes en grupos más pequeños. 2. Encuentra al niño con cinco panes y dos peces. 3. Lleve las canastas de comida a los grupos. 4. Recoger la comida que quedó. D. Vea algo que es muy importante: 1. En ninguna parte del texto la Biblia nos dice que la multitud alguna vez supo que ocurrió un milagro. una. Ellos se sentaron. b. Fueron servidos. C. Ellos comieron. d. Se fueron. 2. Los únicos que sabían absolutamente lo que había sucedido ese día eran los doce discípulos. 3. Aún más: ¿Por qué Jesús hizo que los discípulos recogieran la comida restante? una. La multitud estaba llena y partiendo. b. ¿Qué iba a hacer con 12 canastas llenas de pan y pescado? Probablemente nada. C. ¿Por qué recogerlo? Para que los discípulos pudieran ver cuán grande era el milagro. E. En ese día, la comida era para la multitud pero la lección era para los discípulos. 1. Jesús quería que supieran la diferencia entre ser incapaz e indefenso. 2. No podían alimentar a las multitudes, pero podían ayudarlas y lo hicieron. F. Si la Iglesia Bautista Green Pond no se hace relevante en esta comunidad, será culpa nuestra. 1. Hay necesidades por ahí. 2. Hay gente aquí. 3. Hay poder ahí arriba. 4. Nuestro llamado es unir a los tres. IV. Jesús quería que los discípulos supieran la diferencia entre tener riquezas y tener recompensas. A. Los discípulos probablemente se consideraban bastante ricos ese día. 1. Era la hora del almuerzo y almorzaron. 2. Amigo, en cualquier día tienes la comida que necesitas, eres una persona rica. B. Pero cuando estuvieron dispuestos a sacrificar lo que tenían, pudieron tener algo mejor que la riqueza. Pudieron tener recompensas. Mateo 10:42 Y cualquiera que dé de beber a uno de estos pequeños un vaso de agua fría solamente en nombre de discípulo, de cierto os digo, que de ningún modo perderá su recompensa. 2 Corintios 9:10 Y el que da semilla al sembrador, también da pan para tu alimento, y multiplica tu semilla sembrada, y aumenta los frutos de tu justicia;)