Reflexiones sobre la Cena del Señor – Bosquejos de la Biblia – Biblia.Work

Reflexiones sobre la Cena del Señor – Bosquejos de la Biblia

Sermón de la Cena del Señor

ASUNTO: Adoración

TITLE: Reflexiones sobre la Cena del Señor

PROPOSICIÓN: En esta lección examinaremos el (1) tema, el (2) agradecimiento y el (3) pensamiento involucrado en la Cena del Señor .

OBJETIVO: Ayudar a los hermanos a orar y pensar en la cena del Señor.

INTRODUCCIÓN:

1. Leer: 1 Corintios 11:23-29 “Porque yo he recibido del Señor lo que también os he enseñado, que el Señor Jesús, la misma noche en que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo, que por vosotros es partido; haced esto en memoria mía. De la misma manera tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebáis, en memoria mía. Porque cada vez que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. Por tanto, cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpable del cuerpo y de la sangre del Señor. Pero pruébese cada uno a sí mismo, y coma así de ese pan, y beba de esa copa. Porque el que come y bebe indignamente, condenación come y bebe para sí, sin discernir el cuerpo del Señor.”

2. Sobre el Texto:

1) Pablo les recuerda a los corintios la “tradición” que fue recibido del Señor.

2) Este es modelo para todas las iglesias (cf. 1 Corintios 4:17 “Por esta causa os he enviado a Timoteo, que es mi hijo amado, y fiel en el Señor, que os recordará mis caminos que son en Cristo, como enseño en todas partes en cada iglesia.”)

3 ) Nos instruye sobre la manera en que se debe tomar la Cena del Señor.

4) Luego nos advierte sobre el uso inapropiado de la Cena del Señor y el consecuencias drásticas.

DISCUSIÓN: La Cena del Señor involucra

I.   Tema–Muerte de Cristo

1. Los elementos mismos nos recuerdan a Jesús’ muerte.

1) La muerte de su cuerpo.

2) El derramamiento de su sangre en su muerte.

3) 1 Corintios 11:26 “Porque todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.”

2. Además reconocemos el propósito de la muerte de Cristo.

1) Romanos 5:10 “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más aún, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.”

2) Esta reconciliación viene por nuestro bautismo, porque es aquí donde entramos en la muerte de Cristo– Romanos 6:2-5 “¿No sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Jesucristo, hemos sido bautizados en su muerte? Por tanto, somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si hemos sido plantados juntos en la semejanza de su muerte, seremos también en la semejanza de su resurrección.”

3) Y es por esta muerte que somos traído a Dios 1 Pedro 3:18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo muerto en la carne, pero vivificado por el Espíritu.”

4) Por su muerte destruyó al que tenía el imperio de la muerte–Hebreos 2:14 “Así que, por cuanto los hijos son participantes de la carne y sangre, él también participó de la misma; para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo.”

5) Y estableció el nuevo pacto por medio de su muerte–Hebreos9: 15, 16 “Y por esto es mediador del nuevo pacto, para que por medio de la muerte, para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer testamento, los que son llamados reciban la promesa de la herencia eterna . Porque donde hay testamento, es necesario que concurra también la muerte del testador.”

II.  Agradecimiento

1. Las instrucciones apostólicas son explícitas –Pablo dice: “Porque yo he recibido del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la misma noche en que fue entregado, tomó pan: Y cuando hubo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo, que por vosotros es partido; haced esto en memoria mía. De la misma manera tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto cada vez que la bebáis, en memoria de mí.”</p

2. El ejemplo es evidente

1) Mateo también escribió acerca de la cena –Mateo 26:26-29 “Mientras comían, Jesús tomó pan y lo bendijo, y lo partió, y se lo dio a los discípulos, y dijo: Tomad, comed; este es mi cuerpo. Y tomó la copa, y dio gracias, y se la dio, diciendo: Bebed todos de ella; Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. Pero yo os digo que no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.”

2) Lucas escribió lo siguiente: Lucas 22:19, 29: Y tomó el pan, y dio gracias, lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es entregado: haced esto en memoria mía. Asimismo también la copa después de cenar, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.”

3. Está establecido en la historia–leído de Didache 9:1-4

4. Pero más que esto, demos gracias por los elementos que el pan y la copa simbolizan: el cuerpo y la sangre del Señor. Esto nos lleva a los pensamientos que debemos tener durante la cena del Señor.

III. Pensamiento

1. Cuerpo: cuando pienso en el cuerpo de Cristo, pienso en. . .

1) Su sacrificio

a. Su sacrificio comenzó al dejar el cielo –Filipenses 2:5-8 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús: el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse : Sino que se despojó a sí mismo, y tomó sobre sí forma de siervo, hecho semejante a los hombres: Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de la cruz.”

b. Continuó en la vida que vivió: Mateo 8:20 Y Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del hombre no tiene donde recostar su cabeza.”

c. Su sacrificio terminó en la muerte que él murió –Hebreos 10:1-14 “Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, y no la imagen misma de las cosas, nunca puede con los sacrificios que ellos ofrecen año tras año perfecciona continuamente a los que se acercan a ella. ¿Pues entonces no habrían dejado de ofrecerse? porque los adoradores, una vez purificados, no tendrían más conciencia de pecados. Pero en esos sacrificios hay un recuerdo hecho nuevamente de los pecados cada año. Porque no es posible que la sangre de los toros y de los machos cabríos quite los pecados. Por lo cual, cuando viene al mundo, dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste, pero me preparaste un cuerpo: En holocaustos y sacrificios por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo (en el volumen del libro está escrito de mí), para hacer tu voluntad, oh Dios. Más arriba cuando dijo: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y ofrenda por el pecado no quisiste, ni te agradaron; las que ofrece la ley; Entonces dijo: He aquí, vengo a hacer tu voluntad, oh Dios. Quita lo primero para establecer lo segundo. por la cual voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo una vez por todas. Y todo sacerdote está de pie cada día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados: Pero éste, después de haber ofrecido un solo sacrificio por los pecados para siempre, se sentó a la diestra de Dios; De ahora en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.”

2) Su sufrimiento

a. Getsemaní –Mateo 26:37-44 “Tomó consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y comenzó a entristecerse y a sentirse muy pesado. Entonces les dice: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo. Y avanzó un poco más, y se postró sobre su rostro, y oraba, diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. Y vino a los discípulos, y los halló dormidos, y dijo a Pedro: ¿Qué, no pudisteis velar conmigo una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. Se alejó otra vez por segunda vez, y oró, diciendo: Padre mío, si esta copa no pasa de mí sin que yo la beba, hágase tu voluntad. Y vino y los halló dormidos de nuevo, porque sus ojos estaban pesados. Y dejándolos, se fue otra vez, y oró por tercera vez, diciendo las mismas palabras.”

b. El Juicio–

a. La traición

b. Los falsos testigos

c. El odio

d. Los gritos de “crucifícalo.”

e. La atadura con cuerdas

f. El escupitajo

g. La lealtad simulada

h. La corona de espinas

i. Las bofetadas

j. La flagelación

c. La crucifixión

a. La carga de la cruz

b. Las uñas

c. La respiración

d. Las acusaciones de baranda

2. Sangre: cuando pienso en la sangre de Cristo, pienso en. . .

1) Salvación

a. Redención–1 Pedro 1:18, 19 “Por cuanto sabéis que no fuisteis redimidos con cosas corruptibles, como la plata y el oro, de vuestra vana conducta recibida por tradición de vuestros padres; sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.”

b. Perdón de los pecados–Mateo 26:28 “Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.”

2) Iglesia

a. Compró la iglesia Hechos 20:28 Mirad, pues, por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia de Dios, la cual él ganó con su propia sangre.”

b. Apocalipsis 5:9: Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje. y lengua y pueblo y nación; y los has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinarán sobre la tierra.”

3. Un recurso mnemotécnico para ayudarnos a pensar en el Señor.

1) Un Señor

2) Dos ladrones

3 ) Tres cruces

4) Cuatro partes de la prenda

5) Cinco heridas abiertas

6) Seis horas

7) Siete dichos

a. Padre perdónalos

b. Mujer he ahí a tu hijo

c. Hoy estarás conmigo en el paraíso

d. Dios mío, Dios mío

e. Tengo sed

f. En tus manos

g. Está terminado

CONCLUSIÓN:

1. Recordemos que implica la cena del Señor. . .

1) Tema

2) Acción de gracias

3) Pensamiento

2. invitación