RED

v. Cuerda, Hoyo, Lazo, Trampa
Psa 25:15 Jehová .. él sacará mis pies de la r
35:7


entramado de hilo, cordel, torzal, etc, que anudados o trenzados forman una malla empleada en la caza de aves, Pr 1, 17, peces, Is 19, 8, cuadrúpedos, Is 51, 20; y hombres, Job 18, 8; 19, 6. En hombres, la r. se usa especialmente en sentido figurado, Sal 9, 15; Pr 12, 12.

La pesca fue utilizada en sentido figurado por Jesús quien llamó a sus discí­pulos pescadores de hombres, Mt 4, 19. También comparó al cielo con un red, Mt 13, 47 y 48.

Diccionario Bí­blico Digital, Grupo C Service & Design Ltda., Colombia, 2003

Fuente: Diccionario Bíblico Digital

1. Los que tejen redes (Isa 19:9, RVR-1960; [RVA: lino cardado]).
2. Un tallado ornamental o bajo relieve en los pilares del templo de Salomón (1Ki 7:18-42).
3. Red de bronce que serví­a de rejilla para el gran altar del holocausto en el tabernáculo (Exo 27:4; Exo 38:4).

Fuente: Diccionario Bíblico Mundo Hispano

Hilos tejidos en forma abierta que se utilizan para la pesca o la caza. Varias palabras hebreas son traducidas como r. Se mencionan las r. para peces (Isa 19:8; Eze 26:5), para aves (Pro 7:23) y para otros animales (Isa 51:20). También se usaba la r. para atrapar hombres. Job decí­a que Dios le habí­a †œenvuelto en su r.† (Job 19:6). El término se usa como sinónimo de trampa, algo que se pone a escondidas para atrapar, porque †œen vano se tenderá la r. ante los ojos de toda ave† (Pro 1:17). Así­, las naciones caen en la r. que ellas mismas escondieron (Sal 9:15). El malo †œarrebata al pobre trayéndolo a su r.† (Sal 10:9), pero el creyente ora para que Dios saque sus pies de la r. (Sal 31:4). Se nos dice que †œel hombre que lisonjea a su prójimo, r. tiende delante de sus pasos† (Pro 29:5). Asimismo, en Eclesiastés se comenta del corazón de cierto tipo de mujer, que †œes lazos y r.† (Ecl 7:26).

Como el ministerio del Señor Jesús se desarrolló en un medio donde la pesca era abundante, son frecuentes sus alusiones a esa actividad. Varios de sus discí­pulos eran pescadores, a los cuales los llamó para que fueran †œpescadores de hombres† (Mat 4:19) y dijo que †œel reino de los cielos es semejante a una r.†, que después de echada trae †œde toda clase de peces†, que luego son separados los buenos de los malos en la orilla (Mat 13:47-50).

Fuente: Diccionario de la Biblia Cristiano

tip, TIPO UTEN

ver, LAZO

vet, Traducción de varios términos. Algunos se refieren a redes grandes, otros a redes de arrastre. Metafóricamente, “red” denota artimañas secretas, que de otra forma serí­an evitadas, de la misma manera que un ave evita toda red puesta a la vista (Pr. 1:17). El reino de los cielos es asemejado a una red arrojada al mar, que recoge bueno y malo; al final de la edad, los “malos” serán apartados de los “justos” (Mt. 13:47-49). Satanás y los suyos preparan también sus redes y lazos (Sal. 141:10; 1 Ti. 3:7). (Véase LAZO.)

Fuente: Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado

La red aparece con frecuencia como utensilio de pesca y de caza y también de guerra, y tiene de ordinario un sentido negativo (cf. Sal 9,15; 10,9). El texto más duro es quizá aquel donde Habacuc habla del rey de Babilonia (probablemente Nabucodonosor), que pesca a los hombres como si fueran peces: “Permites que los hombres sean como los peces del mar, como reptiles que no tie nen quien los gobierne. A todos saca con anzuelo; los atrapa en su red y los junta en su malla, por lo cual se alegra y se regocija. Por eso rinde sacrificios a su red y ofrece incienso a su malla; porque gracias a ellas incrementa su porción y hace suculenta su comida. Por eso sigue vaciando su red para volver a matar continuamente y sin piedad a las naciones” (Hab 1,14-17). La red aparece de esa forma como Dios supremo, expresión de la más dura idolatrí­a militar, pues sirve para pescar y oprimir a los hombres. Jesús utiliza el signo de la red para evocar una pesca distinta, la pesca del Reino. Así­ aparece cuando llama a sus primeros cuatro discí­pulos, que, dejando las redes con el barco de su padre, le siguieron (Mt 4,18-22). Pues bien, lo que ellos realizan (echar la red y separar después los peces buenos de los malos) viene a presentarse desde ahora como signo escatológico: al fin de los tiempos, vendrán los ángeles de Dios y echarán la red barredera sobre las aguas de la historia, recogiendo todos los peces, para separar después a los malos de los buenos (Mt 13,47-50). En este contexto se sitúa la red de la pesca milagrosa (cf. Lc 5,5), que recoge una gran cantidad de peces. Jn 21 ha elaborado teológicamente ese motivo de la red escatológica, donde los discí­pulos de Jesús recogen los ciento cincuenta y tres peces de la historia humana, llevándolos al reino de Dios (cf. Jn 21,6-11).

PIKAZA, Javier, Diccionario de la Biblia. Historia y Palabra, Verbo Divino, Navarra 2007

Fuente: Diccionario de la Biblia Historia y Palabra

Aparejo hecho con hilos, cuerdas o alambres entrelazados en forma de malla que se utilizaba para atrapar peces (Ec 9:12; Isa 19:8; Mt 4:18-21), pájaros (Pr 1:17) y otros animales (Isa 51:20). El lino, la fibra de palma y el papiro son algunos de los materiales principales que se empleaban en su confección.
Las redes de metal, sin embargo, se hací­an con propósitos completamente distintos. Por ejemplo, las redes de cobre serví­an de ornamento en los capiteles de las columnas del templo llamadas Jakí­n y Boaz (véase CAPITEL), y una red o malla de cobre serví­a de enrejado del altar de los sacrificios. (Ex 27:4, 5; 38:4; 1Re 7:16-18, 41, 42; Jer 52:22, 23.)

Uso figurado. El término †œred† a menudo se emplea en la Biblia de manera figurada para representar un medio de entrampar a otros, rodearlos y llevarlos cautivos o traer calamidad sobre ellos. (Job 18:8; 19:6; Sl 66:11; Lam 1:13; Eze 12:13; 17:20; 19:8; 32:3; Os 5:1; 7:12; Miq 7:2.) Los medios de que se valieron los caldeos para conquistar naciones a medida que extendí­an su dominio sobre una extensa zona se asemejaron a una red barredera. (Hab 1:6, 15-17.) La adulación y el corazón maquinador de la mujer inmoral también se comparan a redes. (Pr 29:5; Ec 7:26.) El salmista expresó confianza en que Jehová lo librarí­a de las redes que enredan (Sl 25:15; 31:4; 140:5, 12) y que los que las tendí­an caerí­an atrapados en sus propias redes. (Sl 9:15; 35:7, 8; 57:6; 141:10.)
Sobre la construcción y uso de diferentes redes, véanse CAZA Y PESCA; PAJARERO; RED BARREDERA.

Fuente: Diccionario de la Biblia

A. NOMBRES 1. amfiblestron (ajmfivblhstron, 293), lit. algo echado alrededor (amfi, alrededor; balo, arrojar, cf. amfibalo, B, más abajo), denota una red que se arroja, de tamaño más bien pequeño, y que se echada por encima del hombro, y se extendí­a en cí­rculo, y se hundí­a mediante pesas (Mat 4:18; en TR aparece también en Mc 1.16, donde los mss. más comúnmente aceptados tienen solo amfibalo, véase B más abajo).¶ 2. diktuon (divktuon, 1350), término general para una red (procedente de un antiguo verbo, diko, arrojar: relacionado con diskos, disco). Se utiliza en Mat 4:20,21; Mc 1.18,19; Luk 5:2,4-6; Joh 21:6,8,11, dos veces.¶ En la LXX se utiliza de una red para cazar aves (Pro 1:17); también se utiliza en otras formas, p.ej., en sentido figurado, de una trampa (Job 18:8; Pro 29:5). 3. sagene (saghvnh, 4522), denota una red de arrastre, una jábega o barredera. Con esta se actuaba de dos maneras distintas: bien se dejaba caer al agua y luego se recogí­a en un cí­rculo en progresivo estrechamiento, halándose después al bote, o bien como un semicí­rculo arrastrado a la playa (Mat 13:47), donde los Nº 1 y 2 no hubieran sido tan apropiados. El historiador griego Herodoto utiliza el correspondiente verbo sageneuo para denotar una táctica mediante la cual se dice que los persas limpiaron una isla conquistada de sus habitantes.¶ B. Verbo amfibalo (ajmfibavllw, 292), echar alrededor (cf. A, Nº 1). Se traduce con la frase verbal “echar la red” en Mc 1.16, donde, en los mss. más comúnmente utilizados, aparece a solas, sin el complemento del Nº 2 que aparece en TR: “echaban la red”.¶

Fuente: Diccionario Vine Nuevo testamento

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.