Niños pobres de Haití reciben más que un plato de comida

Muchas personas en Haití están atrapadas en pobreza, crimen y desesperación. Algunas de las áreas más pobres también son sacudidas por disturbios diariamente. Un ministerio se desplaza a esas zonas para intentar ayudarles, aún en medio del caos.

El pueblo de Arcahaie se encuentra a lo largo de la carretera principal que atraviesa Haití. Al manejar por ese lugar pareciera ser una comunidad como cualquier otra, hasta que usted mira más de cerca.

En esas zonas hay marcas de fuego que son de disturbios diarios y barricadas que se levantan allí. Recordatorio de que no es seguro.

Los tumultos y protestas contra el gobierno han ocurrido durante meses. Estallan sin previo aviso y suelen terminar en altercados violentos entre los manifestantes y la policía.

Una organización afiliada a Orphan’s Promise de CBN, llamada Children’s Lifeline, ha trabajado en esta comunidad por más de 20 años…

“No estamos trabajando para el Gobierno, no trabajamos para nadie. Estamos trabajando para Dios”, dice Osmy Bozor, de Children’s Lifeline.

El programa de comida escolar de la organización ha sido afectado por los motines, pero se rehúsan a dejar a los niños con hambre.

En circunstancias normales, estos niños estarían en la escuela ahora mismo, comiendo sus almuerzos dados por Children’s Lifeline. Pero, debido a la inestabilidad política, no es seguro. Así que en su lugar, todos los que pueden van al edificio de Children’s Lifeline, debido a que la escuela no está funcionando.

Para quienes no pueden llegar a ese sitio, miembros del personal empacan comida en cubetas y son enviadas por camión o a pie para asegurarse de su entrega.

“Tratamos de hacer lo mejor. Aunque tenemos problemas en la zona, igual les enviamos comida. El otro día tuvimos dificultad porque los vehículos no podían transitar en la carretera principal, pero cargamos la comida sobre nuestra cabeza para ir donde los niños, porque nos importan”, relata Bozor.

Se desconoce cuándo regresará todo a la normalidad en Arcahaie, pero Children’s Lifeline dice que a pesar de la violencia no dejará de llevar a cabo su misión.

Fuente: www.MundoCristiano.tv