Turba hindú golpea a cristianos por su fe

Prosiguen en la India los ataques de los extremistas hindúes contra los cristianos y contra otras minorías religiosas. La última agresión fue a miembros de la Iglesia Pentecostal independiente en Kohkameta, en el estado de Chhattisgarh.

Los fieles fueron arrastrados fuera de la iglesia y salvajemente golpeados con palos, mientras que los agresores les gritaban que regresaran al hinduismo.

Otros fieles de la aldea fueron forzados bajo amenaza de muerte a firmar declaraciones en las que expresaran su apostasía del cristianismo.

El ataque tenía la intención de poner fin a todas las actividades cristianas en el pueblo.

A pesar de las amenazas de muerte, los cristianos agredidos han denunciado lo ocurrido a la policía y a los medios de comunicación.

El obispo de Vasai señala que “en la India se producen asesinatos, incendios de lugares sagrados, incendios de instituciones religiosas” en nombre de un ideología, la Hindutva, que lleva a cabo “el diseño de la India como una nación hindú”, mientras que las conversiones a otras religiones “son vistas como una amenaza a la integridad nacional de la India y como factor clave de la supuesta disminución del hinduismo”.

En la India, la persecución a los cristianos va en aumento, sobre todo a raíz de la llegada al poder del partido fundamentalista hindú Bharatiya Janata Party, y del primer ministro indio, Narendra Modi, que consiente esa persecución, informa la Agencia Fides.