Dos oraciones a Dios para que nos ayude a vivir en santidad – Cristianismo con Fe – Biblia.Work

Dos oraciones a Dios para que nos ayude a vivir en santidad – Cristianismo con Fe

“Padre celestial, te agradecemos por tu amor y tu gracia que nos has dado a través de nuestro Señor Jesucristo. Reconocemos que Tú eres santo y que nos has llamado a vivir vidas santas, como se nos dice en 1 Pedro 1:15-16: ‘Sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo’.

En nombre de Jesús, te pedimos que nos ayudes a vivir en santidad, a apartarnos del pecado y a buscar tu voluntad en todo momento. Como dice Romanos 6:22: ‘Mas ahora libertados del pecado, y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna’. Ayúdanos a experimentar la libertad del pecado y a caminar en tu santificación.

Señor Jesucristo, en Mateo 11:29 nos invitas a aprender de ti: ‘Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas’. Te pedimos que nos enseñes tu manera de vivir y que nos concedas el poder de tu Espíritu Santo para resistir la tentación y vivir en rectitud.

Encomendamos nuestros corazones y nuestros deseos de vivir en santidad a tu cuidado, sabiendo que solo Tú puedes transformarnos. Ayúdanos a mantener nuestros ojos puestos en ti y a ser luz en un mundo que necesita tu amor y tu verdad.

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, confiamos en tu poder y tu gracia para vivir en santidad. Amén.”


Dios amado y todopoderoso,

Te doy gracias por tu amor y bondad. Gracias por tu hijo Jesús, quien murió y resucitó por nuestros pecados, y nos dio la posibilidad de ser santificados a través de él. Gracias por tu palabra santa, que nos enseña cómo vivir una vida santa y agradable a ti.

Te pido que me ayudes a vivir una vida en santidad, conforme a tu voluntad y de acuerdo con tu palabra santa. Por favor, ayuda a que mi corazón se encamine hacia ti, que mi mente se llene de tus enseñanzas, y que mi vida refleje tu santidad y pura justicia.

En el nombre de tu Hijo, Jesús, te lo pido. Amén.