La obra de arrepentimiento de Dios – Lecciones bíblicas – Biblia.Work

La obra de arrepentimiento de Dios – Lecciones bíblicas

En Jonás 3:10, vemos que Dios no destruyó a Nínive por el arrepentimiento evidente de su pueblo, es decir, “se apartaron de sus mal camino….” Su arrepentimiento se indica además en Jonás 3:5, donde el registro dice: “Y los habitantes de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el más grande hasta el más pequeño”. #8221;

El ayuno voluntario y el uso de cilicio era una costumbre en la antigüedad que indicaba ocasiones de dolor o ansiedad. Vemos un ejemplo de esto en el duelo del rey Acab por su pecado de idolatría seguido de un corazón humilde y contrito mientras se arrepentía ante Dios (1 Reyes 21:25-29).

Cuando el los ninivitas se arrepintieron, “vio Dios sus obras, que se volvieron….” Vemos que la frase, “sus obras” incluía el arrepentimiento que habían aprendido a través de la predicación de la Palabra de Dios por parte de Jonás (Jonás 3:2-5). Fueron obedientes a las enseñanzas de Dios cuando escucharon esas enseñanzas (Jonás 3:4; cf. Romanos 10:17), “creyeron en Dios” y demostraron su arrepentimiento (Jonás 3:5). Por lo tanto, el arrepentimiento es una obra necesaria de Dios que debe ser obedecida.

En el mundo religioso actual, algunos sostienen que la conversión no implica ninguna obra. Si ese es el caso, entonces no se requiere arrepentimiento para ser salvo. Este punto de vista es contrario al testimonio bíblico (cf. Lucas 13:3,5; Lucas 24:47; Hechos 2:38; Hechos 3:19; Hechos 17:30; 2 Corintios 7:10)