¿Qué dice la Biblia sobre el envejecimiento – Lecciones de la Biblia – Biblia.Work

¿Qué dice la Biblia sobre el envejecimiento – Lecciones de la Biblia

Como personas, a veces tenemos conceptos divertidos sobre el envejecimiento. No queremos envejecer, pero tampoco queremos morir jóvenes. Se cita a Douglas MacArthur diciendo: “Nadie envejece simplemente viviendo una cantidad de años”. Las personas envejecen solo abandonando sus ideales. Los años pueden arrugar la piel, pero renunciar al interés por la vida y el vivir arruga el alma. Preocupación, duda, autodesconfianza, miedo y desesperación – estos son los largos, largos años que inclinan la cabeza y vuelven polvo al espíritu que crece.” A medida que envejecemos, debemos considerar que “cómo” envejecemos es mucho más importante que cuán “viejos” crecemos En este artículo, preguntémonos qué dice la Biblia sobre el envejecimiento:

Dios quiere que envejezcamos sabiamente

Job dijo: “La sabiduría está con hombres de edad, con larga vida es comprensión” (Job 12:12). Las lecciones de las dificultades, el éxito y el fracaso que aprendemos en la vida deben transmitirse a la generación más joven (Salmo 71: 17-18) y, con suerte, la generación más joven tendrá suficiente sabiduría para escuchar (Proverbios 2: 1-2).

Dios quiere que envejezcamos con justicia

El escritor de Proverbios nos dice: “La cabeza canosa es corona de gloria, Si se halla en el camino de la justicia&# 8221; (Proverbios 16:31 – NVI). Que Dios bendiga al hombre o mujer mayor que, día a día, crece más a la semejanza de Cristo (2 Corintios 5:15; Gálatas 2:20).

Dios quiere que envejezcamos en sirviéndole

Lucas nos habla de la profetisa Ana que, a la edad de 84 años “….no se apartaba del templo, sino que servía a Dios con ayunos y oraciones noche y día&# 8221; (Lucas 2:37 – NVI). Se escuchó a un miembro de la iglesia del Señor decir: “Todo lo que puedo hacer es orar.” ¿Todo lo que puedo hacer? ¡Cómo subestimamos el poder de la oración en nuestras vidas! (Efesios 6:18; cf. Lucas 18:1-8; Romanos 12:12; Colosenses 4:2).

Dios quiere que envejezcamos confiando en Él

Dios prometió a Su pueblo, “Aun en tu vejez seré el mismo, y aun en tu vejez te soportaré! Lo he hecho, y te llevaré; Y te llevaré y te libraré” (Isaías 46:4 – NVI).

Conclusión

No hay duda de que envejeceremos si continuamos viviendo sobre esta tierra (Eclesiastés 12:1-6 ). Sin embargo, como dijimos al principio de este artículo, “cómo” envejecemos es mucho más importante que cuán “viejos” crecemos Tengamos la misma actitud hacia el servicio del Señor en nuestros últimos años como Caleb, nunca desistir (o retirarse), pero pidiéndole al Señor que continúe dándole más desafíos (“montañas”) para conquistar y vencer con la La ayuda del Señor (Josué 14:12).