¿Qué es la doctrina del conflicto angélico? ¿Es bíblica? – Estudio Bíblico – Biblia.Work

¿Qué es la doctrina del conflicto angélico? ¿Es bíblica? – Estudio Bíblico

La doctrina del conflicto angélico es la idea de que nuestra creación como seres humanos fue esencialmente la reacción de Dios a la caída de Lucifer y los ángeles que lo siguieron. De acuerdo con la doctrina del conflicto angélico, la tierra fue originalmente hecha para los ángeles; sin embargo, el ángel más alto, Satanás, eligió rebelarse. En el proceso de rebelión y posterior juicio de Dios, la tierra fue arruinada , dejándola “desordenada y vacía” ( Génesis 1:2 ). Este fue el comienzo del “conflicto angélico”, que continúa hoy y continuará hasta que finalmente Satanás sea arrojado al lago de fuego ( Apocalipsis 20:10 ).

Según la doctrina del conflicto angélico, Satanás y los demonios tuvieron la oportunidad de arrepentirse de su pecado, pero se negaron. Dios llevó a cabo un juicio en el cielo y sentenció a Satanás a una eternidad en el infierno. Pero Satanás apeló el fallo, afirmando que no era justo. El juicio se encuentra actualmente en la “etapa de apelación”, y Satanás es libre de vagar por la tierra.

Para mostrar que la afirmación de Satanás sobre la injusticia de Dios no tenía fundamento, Dios ofreció una prueba de su eminente justicia. Reformó la tierra y creó otra raza inferior de seres (humanos) que eran como los ángeles en que tenían libre albedrío. La humanidad, como los ángeles, tuvo la opción de seguir a Dios o rebelarse, y, como un tercio de los ángeles, se rebelaron. Sin embargo, cuando se les dio la opción de arrepentirse y ser salvos, Adán y Eva lo hicieron. Cada persona a lo largo de la historia que acepta a Dios como su Salvador es una prueba más de que Satanás no tiene excusa para su rebelión. Todo creyente en Cristo es testigo de la bondad de Dios y de la abyecta maldad de Satanás.

La doctrina del conflicto angélico está asociada con la teoría de la brecha.(o creacionismo de la tierra vieja). No creemos que la doctrina del conflicto angélico sea cierta. Puede que no sea una contradicción abierta de la doctrina cristiana ortodoxa, pero tiene algunos defectos inherentes:

1) Dios no “reacciona” al pecado como si careciera del conocimiento suficiente para anticiparlo. La doctrina del conflicto angélico conduce a una negación implícita de la soberanía y omnisciencia de Dios. La creación de Dios de la humanidad fue Su plan desde la eternidad pasada. No hay ninguna indicación bíblica de que Dios estuviera motivado para crear algo debido a la rebelión de los ángeles.

2) La doctrina del conflicto angélico enseña que los ángeles caídos tuvieron la oportunidad de ejercer la fe y ser “salvos”, pero se negaron. (Algunas versiones de esta teoría dicen que todoslos ángeles se rebelaron, pero que dos tercios de ellos se arrepintieron y fueron salvos). La Biblia nunca insinúa tal cosa. De hecho, 1 Pedro 1:12 dice que la predicación del evangelio por medio del Espíritu Santo es algo en lo que “aun los ángeles anhelan mirar”, lo que parece sugerir que la salvación es un misterio para los ángeles.

3) La doctrina del conflicto angélico enseña que Satanás arruinó la tierra, destruyendo la creación original y requiriendo una “re-creación”. Sin embargo, no hay evidencia bíblica sólida de una tierra “original” antes de que se hiciera la actual.

4) La doctrina del conflicto angélico intenta vincular ciertas épocas de la historia humana (p. ej., la era del Antiguo Testamento, la Era de la Iglesia, la tribulación, etc.) con varias fases de la “prueba” celestial de Satanás. El resultado es una narrativa compleja, altamente especulativa, pero débilmente ligada a las Escrituras. Toda la doctrina del conflicto angélico se basa en suposiciones y mucha “lectura entre líneas” de la Palabra de Dios.

Como ocurre con muchos errores, la doctrina del conflicto angélico proviene de un desequilibrio doctrinal. Mientras que la mayoría de los cristianos subestiman los problemas de la guerra espiritual como Pablo los describe en Efesios 6 , esta doctrina yerra en la otra dirección. En este caso, la gente pone demasiado énfasis en la actividad de los ángeles.

La motivación para la creación de Dios no fue el pecado de los ángeles o una objeción de Satanás en la corte. Dios quiso crear todas las cosas a pesar de la rebelión de los hombres y los ángeles.