Algunos obstáculos para el arrepentimiento – Estudio Bíblico – Biblia.Work

Algunos obstáculos para el arrepentimiento – Estudio Bíblico

A. El orgullo natural del corazón obstaculiza el arrepentimiento. Esteban reprendió severamente al Sanedrín justo antes de que lo apedrearan diciendo: “¡Gente dura de cerviz, con corazones y oídos incircuncisos! Eres como tus padres: ¡siempre resistes al Espíritu Santo! ” (Hechos 7:51). El hombre es naturalmente orgulloso. Es difícil para alguien reconocer que ha pecado o hecho mal. El orgullo impulsa a uno a aferrarse a las cosas que están mal en lugar de admitir su pecado y debilidad. Se necesita un verdadero heroísmo moral para admitir humildemente los errores y abandonarlos. ¡La humildad es verdaderamente una virtud invaluable! Jesús dijo: “A menos que cambien y se vuelvan como niños, nunca entrarán en el reino de los cielos” (Mateo 18: 3). El hijo pródigo necesitó mucha humildad para “tragarse su orgullo”, regresar a casa y admitir ante su padre y su hermano mayor que había pecado. Muchos se perderán en la eternidad porque el orgullo obstaculizó su arrepentimiento.

B. La influencia de los deseos pecaminosos y corruptos es otro obstáculo
La consecuencia necesaria del arrepentimiento, que implica el abandono de las satisfacciones sensuales, los apetitos, los placeres sórdidos, la lujuria, las formas graves de pecado, todo debe ser sometido o abandonado. Aquí hay una rendición que muchos no pueden hacer. El borracho puede llorar por su pecado, pero su apetito ardiente lo mantiene alejado del propósito deliberado de abandonar sus hábitos de disipación. El dolor sugiere arrepentimiento, pero el apetito contraataca con fuerza, y el hombre vacila y se pierde.

C. La dilación es uno de los mayores obstáculos para el arrepentimiento. Muchas personas llegan al final de la vida sin arrepentirse, no porque tuvieran la intención de hacerlo, sino que, como Félix, siempre estaban buscando una temporada conveniente. Las Escrituras claman contra esto, ya que nos recuerdan que hoy es el día de la salvación. El cielo es demasiado maravilloso, el infierno es demasiado terrible y la eternidad es demasiado larga para posponer el arrepentimiento.