Año Nuevo: Una oración poderosa para que en mi iglesia haya un avivamiento – Biblia.Work

Año Nuevo: Una oración poderosa para que en mi iglesia haya un avivamiento

Aquí tienes una oración inspirada en principios bíblicos, pidiendo un avivamiento en tu iglesia. Esta oración está fundamentada en pasajes de la Biblia que hablan de la renovación espiritual, la unidad en Cristo y la obra del Espíritu Santo en la comunidad de creyentes:


Oración por Avivamiento en la Iglesia

Amado Padre Celestial,

Al comenzar este nuevo año, acudo a Ti con un corazón lleno de esperanza y fervor por nuestra iglesia. Señor, anhelamos un avivamiento espiritual, una renovación profunda que solo puede venir de Ti. “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” (2 Crónicas 7:14).

Derrama Tu Espíritu sobre nuestra congregación, para que cada corazón sea encendido con un nuevo amor por Ti y un deseo apasionado de seguir tus caminos. “Y será que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne…” (Joel 2:28).

Concede sabiduría y discernimiento a nuestros líderes. Que sean guiados por Tu Palabra y Tu Espíritu en cada decisión y dirección que tomen. “Y daré pastores según mi corazón, que os apacienten con conocimiento y con inteligencia.” (Jeremías 3:15).

Ayúdanos a ser una iglesia unida, donde el amor fraterno y la cooperación sean la norma, reflejando el cuerpo de Cristo en acción. “Que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.” (Juan 17:21).

Inspíranos a ser luces en nuestra comunidad, compartiendo el Evangelio con valentía y amor. Que nuestro testimonio lleve a otros a conocer y amar a Jesús. “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:16).

Te pedimos que en este año veamos un despertar espiritual, con señales de crecimiento, compromiso renovado y transformaciones milagrosas. “Porque nada hay imposible para Dios.” (Lucas 1:37).

En el nombre poderoso de Jesús, Amén.


Esta oración busca el avivamiento de la iglesia a través de la humildad, la oración, la búsqueda de la dirección de Dios, la unidad entre los creyentes, y el compromiso activo en la misión y el ministerio. Al orar por un avivamiento, recordamos que el crecimiento y la renovación espiritual son obras de Dios y se basan en su voluntad y tiempo.